Ir al contenido principal

BUÑUELOS DEL EMPORDÀ

Hoy hemos ido a pasar el día con mi marido y mis hijos a Sant Feliu de Guixols. Es uno de esos pueblos encantadores de la costa brava catalana, luminosos y amables, donde el paisaje del bosque mediterráneo se funde con el mar.

Hemos estado paseando por la playa y después de comer hemos paseado por el pueblo. Al pasar al lado de una pastelería mi hija me ha dicho "mira máma, estos buñuelos son diferentes de los de viento que haces tu". Es verdad, en esta zona se hacen los buñuelos diferentes, son los buñuelos del Empordà.

Entonces recordé que mi amiga Pepa me había pasado la receta (a ella le salen de vicio) y decidí que era la ocasión perfecta para probar a hacerlos. Así que al volver a casa me puse manos a la obra.

Este es el resultado.





INGREDIENTES:

400 gr. de harina
50 gr. de mantequilla
25 gr. de levadura prensada de panadero
60 gr. de azúcar
50 gr. de leche
50 gr. de licor de anís dulce
3 huevos medianos
Una pizca de sal
1 cucharada de anís en grano
1 cucharadita de canela molida
La piel de 1/2 limón
1/2 cucharita de vainilla líquida (opcional)

Para freir:
Aceite de oliva suave
Un trozo de piel de limón (solo la parte amarilla, sin nada de parte blanca)

Azúcar para rebozar

Yo los he preparado en thermomix, siento no poder darte la receta tradicional, pero es la primera vez que los preparo y lo he hecho en thermomix.

ELABORACIÓN

Con el vaso bien seco pon el azúcar y programa 30 segundos, velocidad 5- 10. Añade la piel de limón y programa otros 30 segundos velocidad 5 - 10.

Añade la mantequilla a trocitos, la leche, el licor de anís, la sal, la canela, la vainilla y el anís en grano. Mezcla 5 segundos velocidad 4.

Añade la harina, la levadura, y los huevos, mezcla 10 segundos velocidad 6 y amasa 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Engrasa con aceite una bandeja y con las manos untadas en aceite vez haciendo bolitas.




Déjalas reposar hasta que doblen su volumen (entre 1/2 hora y una hora dependiendo de la temperatura).

Fríe los buñuelos en abundante aceite, al que habrás añadido un trozo de piel de limón. El aceite ha de estar caliente, pero no demasiado, si está demasiado caliente se te dorarán demasiado rápido y quedarán crudos por dentro.



Déjalos escurrir sobre un papel absorbente  y rebózalos en azúcar.



Están buenísimos.






Comentarios

  1. ¡¡¡Uyyyyy!! Qué pintaza tienen. No me extraña que tuvieras ganas de hacerlos al llegar a casa porque eso le gusta a cualquiera.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta que me deis vuestra opinión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...