domingo, 28 de octubre de 2012

GALLETAS DE HALLOWEEN FÁCILES

La víspera del día de todos los santos en Cataluña se celebra La Castañada, donde lo típico es comer castañas asadas y panellets. Como todos los años nos juntaremos con unos amigos para celebrarlo, pero es casi imposible no sucumbir a la tradición del Hallween, que aunque nos quejamos de que es muy americana, tenemos que reconocer que es divertida.

Así que últimamente celebramos la Castaween, aquí lo hacemos todo, comemos castañas, panellets, los chavales se disfrazan, y hacemos dulces terroríficos, con murciélagos, calabazas, brujas....

Este año me hacía gracia hacer unas galletas, pero no tengo mucho tiempo esta semana, así que he buscado una decoración fácil y rápida de hacer. Las galletas son de mantequilla (tienes la receta AQUÍ ).

Para decorar he utilizado fondant (lo compré hecho) y gominolas de Haribo especial halloween. Os explico como las hago yo, que en esto de las galletas soy completamente autodidacta, nunca he hecho ningún curso, así que las cosillas que hago las he aprendido buceando en internet. No se si es la técnica más ortodoxa, pero a mi me sirve.





Es muy fácil. Corta las galletas con un cortador redondo. Hornealas y déjalas enfriar.

Tiñe  el fondant con colorante naranja, lila y amarillo. Encontrarás colorantes de calidad en las tiendas especializadas, no utilices los líquidos que venden en los supermercados para teñir el fondant, los mejores son los que son en gel. También puedes comprar el fondant ya teñido.

Estira el fondant con un rodillo y corta cículos con en mismo cortador que has utilizado para las galletas. Yo estiro el fondant sobre un trozo de papel film, así no se me engancha a la encimera y me es fácil de manejar.


Para unir el fondant a la galleta, píntala con un poco de leche condensada y coloca el fondant en la galleta. Utiliza también un poquito de leche condensada para pegar la gominola.

Por último haz unas marcas alrededor de la galleta con un palillo, así le das un toque y disimularás imperfecciones.





Y ya están, quedan resultonas y son muy fáciles de hacer.


domingo, 21 de octubre de 2012

BROWNIE DE CHOCOLATE EN MICROONDAS

La semana pasada hice un brownie de coco para llevar como postre a una cena con unos amigos. Al día siguiente fuimos a comer a casa de otros amigos, (no nos podemos quejar de nuestra vida social ), que tienen dos niños pequeños, así que esta vez hice dos, uno de coco y uno de chocolate para los más peques (siempre es una buena excusa para comer chocolate, "lo he traído para los niños..........")

La receta original la tome del blog Laurel y canela, no dejéis de visitarlo, merece la pena. La verdad es que al hacerlo en microondas lo tienes preparado enseguida y sale muy jugoso. En la receta original lleva nueces, yo suelo poner avellanas porque me gustan más, pero en realidad puedes poner el fruto seco que a ti más te guste, o no poner, cada uno con su toque.




INGREDIENTES:

125 gr. de chocolate negro
125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
125 gr. de azúcar
4 cucharadas de leche condensada
3 huevos
40 gr. de harina
un puñadito de avellanas peladas y a trozos grandes
1 cucharadita de levadura química (yo uso Royal)
1 pizca de sal

En un bol apto para microondas pon el chocolate a trozos con una cucharada de agua. Funde el chocolate 30 segundos, remueve y si no se ha deshecho vuelve a poner 30 segundos más., remueve y acaba de deshacer.

Añádele la mantequilla y mezcla bien. Reserva.

Elaboración con thermomix:

Pon en el vaso los huevos y el azúcar y mezcla 1 minuto a velocidad 3. Añade la leche condensada, la harina, la levadura, y la pizca de sal y mezcla 30 segundos velocidad 3. Añade el chocolate fundido con la mantequilla y las avellanas y acaba de envolver con la espátula.

Continúa con el resto de la receta.

Elaboración tradicional:

En otro bol bate los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Añade la leche condensada, la harina, la levadura y la pizca de sal y mezcla todo bien.

Añade el chocolate fundido con la mantequilla y las avellanas y mezcla con cuidado hasta que se integren bien todos los ingredientes.

Continúa con el resto de la receta.

Engrasa un molde cuadrado o rectangular apto para microondas con un poco de mantequilla y espolvorea con un poco de harina.

Vierte la masa en el molde y mételo en el microondas 6 minutos y medio a 900 w. Cuando termine déjalo reposar 5 minutos dentro del microondas.

Ten un poquito de paciencia y espera a que esté frío para desmoldarlo, si lo desmoldas caliente corres el riesgo de que se te rompa.

Córtalo en porciones y listo para los "pequeños" de la casa :-)





GALLETAS DE MANTEQUILLA

Nada más rico que unas galletitas para acompañar ese café que acabas de preparar, estas galletas son facilísimas de hacer y quedan ricas, ricas.

En esta entrada te cuento cómo cortarlas para hacerlas rápido, pero también las puedes cortar con cortapastas y darles formas, son ideales como base para hacer galletas decoradas.



INGREDIENTES:
500 gramos de harina tamizada
250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
1 cucharada de postre de esencia de vainilla
150 gramos de azúcar (yo lo uso moreno, pero a gustos, el blanco también queda rico)
1 pizca de sal

Elaboración con thermomix:

Pon en el vaso todos los ingredientes por el mismo orden que están en la lista de ingredientes. Mezcla 30 segundos a velocidad 6 y después programa 30 segundos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Pasa la masa a una bolsa o papel film y apriétala un poco para que quede compacta. Continúa con el resto de la receta.

Elaboración tradicional:

Mezcla muy bien el azúcar y la mantequilla que tiene que estar a temperatura ambiente.

Cuando esté bien mezclada, agrega la esencia de vainilla y el huevo. Remueve y mezcla.

Ves agregando la harina tamizada poco a poco mientras mezclas hasta conseguir una masa homogénea y que no sea pegajosa.

Envuélvela en film transparente y continúa con el resto de la receta.

Deja reposar la masa en el nevera una media hora.

Precalienta el horno a 160º C, en función ventilador.

Si quieres darle forma con un cortapastas, extiende la masa con un rodillo hasta dejarla con un grosor de 1/2 centímetro aproximadamente y córtala con el cortapastas que más te guste. Coloca las galletas en una bandeja con papel de horno.

Si quieres ir rápido, dale forma de rulo o churro a la masa y córtala a rodajas.




Coloca las galletas en una bandeja forrada con papel de hornear y hornéalas durante 15 minutos aproximadamente, hasta que estén ligeramente doraditas.

Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla.

Están deliciosas


viernes, 12 de octubre de 2012

BROWNIE DE COCO

Anoche teníamos una cena con unos amigos. Fue una cena muy agradable. Era en casa de amiga que ha estado unos años viviendo fuera y ha regresado este verano a nuestro pueblo.

La última vez que cenamos en su casa nuestros hijos eran unos niños pequeños, y ayer nos dimos cuenta de que  lo que tenemos ahora es una manada de adolescentes y que todos juntos asustan un poquitín :-), ¡¡snif!! como pasa el tiempo.

La cena estaba deliciosa, nos preparó un solomillo de cerdo en costra de hojaldre que estaba para chuparse los dedos y de postre nos pidió a los invitados que lleváramos uno cada uno. ¡A cual más rico!, la verdad es que entre nuestros amigos hay nivel en la cocina.

Yo preparé un brownie de coco. No era la primera idea, quería preparar una tarta de queso y membrillo, pero cuando iba a empezar a prepararla, ¡horror, me he olvidado de comprar el queso!. Así que tuve que improvisar revisando los ingredientes que tenía en la despensa.

Encontré esta receta en la revista de thermomix de este mes de octubre,  me pareció fácil de hacer y, sobre todo, tenía todos los ingredientes............ Al final todo salió bien, porque la verdad es que quedó muy rico.




INGREDIENTES:

3 huevos
150 gr. de azúcar
100 gr. de mantequilla
70 gr. de coco rallado y un poco más para decorar
50 gr. de harina
1 cucharadita de levadura química

Precalienta en horno a 180º C y funde la mantequilla unos segundos en el microondas.

Preparación con thermomix:

Pon los huevos con el azúcar en el vaso y bate 30 segundos, velocidad 4.

Añade la mantequilla y el coco y mezcla 10 segundos, velocidad 3.

Incorpora la harina y la levadura y mezcla 5 segundos, velocidad 3. Termina de mezclar con la espátula.

Preparación tradicional:

Bate los huevos con el azúcar, añade la mantequilla de derretida y el coco y mezcla bien.

Añade la harina tamizada con la levadura y mezcla bien con una cuchara de madera o una espátula, con movimientos envolventes.

Forra un molde cuadrado o rectangular de unos 20 X 20 con papel de hornear (unta un poco con mantequilla el molde antes para que el papel se enganche un poco y no se mueva)

Vierte la mezcla en el molde y hornea con calor arriba y abajo, en la parte baja del horno, durante unos 20 - 25 minutos.

Deja enfriar y espolvorea con coco rallado.

Queda muy suave y muy rico. Espero que os guste.







domingo, 7 de octubre de 2012

BRAZO DE GITANO DE MOUSSE DE LIMON

De nuevo sarao familiar. Es el cumpleaños de mi madre, 78 bellísimos años de dedicación a los suyos, porque si hay una mujer en el mundo que ha dedicado la vida a hacer felices a todos los que la han rodeado, sin pedir nada a cambio y siempre con una sonrisa, esa es mi madre.

De nuevo nos repartimos el trabajo entre toda la familia, es especial este día para que mamá no tenga que trabajar, al menos por una vez. Mi cuñada Marta hace las ensaladas, mi cuñada Araceli el pica-pica, el plato principal lo encargamos, mi hermano José se encarga de poner las mesas y adornar la fiesta y ¿qué hago yo?, pues que voy a hacer, los postres.

Creo que ya os he comentado alguna vez que mi madre tiene una alergia alimentaria importante. No puede comer nada que lleve conservantes, ni colorantes, ningún congelado industrial, nada que contenga especias...., en fin que si quieres estar seguro de que algo es 100% natural y no ha sufrido procesos industriales, díselo a mi madre, si a ella no le hace daño es que es natural, natural.

La mousse de limón que he preparado hoy lleva gelatina, pero la que se presenta en hoja, la gelatina en polvo a mi madre le hace daño, así que debe ser más natural la que se presenta en hojas que la que se presenta en polvo, ¿Por qué?, porque la gelatina en polvo no pasa la prueba de mamá.

Bueno me estoy yendo por las ramas, este brazo de gitano no es tan pesado como los que llevan crema o chocolate, el limón fresquito hace que sea un postre ligero, que suele apetecer aunque hayas comido mucho.



No es en absoluto complicado, aunque explicado parezca engorroso, no lo es, de hecho es bastante sencillo.

 Las cantidades que te doy son para 1 brazo de gitano, esta vez yo hice dos porque en casa somos muchos, pero las cantidades son para uno.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
4 huevos
120 gr. de azúcar
120 gr. de harina
1 pizca de sal

Para la mousse de limón:
La ralladura de 1 limón
500 gr. de nata para montar muy fría (ponla en la parte interior de la nevera la noche anterior)
100 gr. de azúcar (si la preparas con thermomix puede ser azúcar normal, si no tienes thermomix, mejor azúcar glas)
El almíbar preparado con el zumo de 1 limón
4 hojas de gelatina

Para el almíbar:
El zumo de 1 limón
el mismo volumen de azúcar (mide el zumo y pon el mismo volumen de azúcar)

Prepara el almíbar:

Pon en un cazo el zumo de limón con el azúcar, ponlo a fuego medio removiendo con una cuchara de madera, en cuanto rompa a hervir retíralo del fuego y deja que se vaya templando mientras preparas el bizcocho.


Prepara el bizcocho:

Yo lo hice con thermomix, que los que me conocéis sabéis que es mi gran aliada en la cocina, por el tiempo que se ahorra y el trabajo que hace por tí, pero también te explico cómo hacerlo de manera tradicional.

Elaboración con thermomix:

Coloca la mariposa en las cuchillas y pon los huevos y el azúcar en el vaso. Programa 6 minutos, 37º, velocidad 4.

Cuando termine el tiempo vuelve a programar 6 minutos, velocidad 4, sin programar temperatura.

Para añadir la harina haz lo siguiente. Pesa la harina sobre la tapa sin quitar el cubilete. Pon velocidad 3 sin programar tiempo. Retira el cubilete y ves empujando poco a poco la harina con la espátula para que vaya cayendo al vaso. Cuando hayas incorporado toda la harina apaga la máquina y termina de envolver suavemente la mezcla con la espátula.

Elaboración tradicional:

Ten los huevos a temperatura ambiente.

Pon los huevos con el azúcar en un cuenco refractario y bate un poco con unas varillas para que se mezclen.

Pon el cuenco sobre un cazo con agua caliente (caliente, pero no hirviendo, pon el cazo al fuego y retíralo cuando el agua esté caliente, pon el cuenco con el cazo retirado del fuego), y bate con las varillas hasta que la mezcla haya blanqueado y espesado y al retirar las varillas dejen un rastro limpio (tardarás un ratito).

Retira el cuenco del cazo y sigue batiendo hasta que la mezcla se enfríe (otro ratito).

Incorpora la harina tamizada en dos o tres tandas y mezcla delicadamente con una espátula.

Precalienta el horno a 180º C.

Pon un papel de hornear sobre una bandeja de horno y vierte el bizcocho de forma que te quede una capa delgada.



Hornea unos 10 minutos. Hay que prestar mucha atención porque al ser tan fino se hornea muy rápidamente. En cuanto empiece a tomar un poco de color saca el bizcocho del horno.

Recorta los extremos para dejar los bordes rectos.


Pon sobre el bizcocho otro papel de hornear y enróllalo.


Deja que se enfríe completamente.

Mientras que se enfría el bizcocho prepara la mousse de limón:

Pon a remojar las hojas de gelatina en gua fría.

Reserva 2 cucharadas del almíbar para pintar el bizcocho. El resto ponlo un momento al fuego y disuelve en el las hojas de gelatina remojadas y bien escurridas (apriétalas sin miedo). No dejes que hierva, solo caliéntalo un poquito para deshacer la gelatina. Deja que se vaya enfriando de nuevo mientras montas la nata.

Preparación en thermomix:

Pon el azúcar en el vaso con la ralladura de limón y pulverízala 15 segundos a velocidad 10. Recuerda que la thermomix ha de estar completamente seca para pulverizar el azúcar.

Incorpora la nata bien fría al vaso y pon velocidad 5 sin programar tiempo. Para montar la nata has de estar atenta y parar la máquina cuando veas que ya está montada, si dudas, para la máquina, no pasa nada si no está, le vuelves a poner velocidad 5, no se bajará.

Cuando esté casi montada ves añadiendo el almíbar con la gelatina a chorrito por el brocal y para la máquina  cuando la nata acabe de montar, ha de quedar firme.



Ya tienes la mousse.

Preparación tradicional:

Monta la nata con el azúcar glas y la ralladura de limón con una varillas. Cuando esté casi montada ves añadiendo el almíbar con la gelatina a hilo. Monta la nata bien firme.

Ahora monta el brazo de gitano:

Desenrolla con cuidado el brazo sin abrirlo del todo. Retira el papel de arriba, pinta el bizcocho con el almíbar reservado, rellénalo con la mousse de limón y vuelve a enrollar con cuidado ayudándote del papel.




Ahora solo queda decorar.

Yo lo he cubierto con una capa de mousse con la ayuda de una espátula, si no tienes puedes hacerlo con una cuchara o con un cuchillo plano.



 Y lo he adornado con unas guindas y unas tiras finas de piel de limón.


Espero que os guste.



Imprime la receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...