lunes, 24 de septiembre de 2012

PAN MILAGRO DE CHOCOLATE Y AVELLANAS

Para hacer este pan no necesitas tiempo de levado y reposo, se utiliza una bolsa de asar (yo las compro en mercadona) y el pan sube en el horno mientras se está haciendo. Resultado, tienes un pan horneado y listo para comer en menos de una hora.

Desde que descubrí esta manera de hacer el pan hay pan casero casi todos los días, aunque hasta hace poco hacía solo pan normal.

Pero ya se sabe que a los que tenemos el gusanillo de la cocina no hay frase que nos guste más que " y si pruebo a ponerle...", así que empecé a añadirle  e ir variando ingredientes a ver que pasaba.

Ni que decir tiene que ha pasado de todo, algunos grandes éxitos, como el de tomate, aceitunas negras y orégano, y también algún que otro sonoro fracaso.

El de hoy ha gustado mucho en casa, así que os dejo la receta a ver que os parece. Es un pan levemente dulce, pero muy poco, ideal para el desayuno o la merienda.







INGREDIENTES:

40 gr. de avellanas
70 gr. de chocolate negro
120 gr. de leche
50 gr. de agua
20 gr. de aceite
25 gr. de levadura fresca de panadero
310 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita (de café) rasa de sal
2 cucharaditas de azúcar

Yo lo hago con thermomix, pero te doy también la receta tradicional.

Lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que tienes bolsas de asar.


NO precalientes el horno, has de meter el pan con el horno apagado.

Elaboración con thermomix:

Pica las avellanas peladas 4 segundos velocidad 4. Han de quedar trocitos grandes. Reserva.

Ralla el chocolate 15 segundos velocidad 8. Reserva.

Sin lavar el vaso pon la leche, el agua, el aceite y la levadura y programa 1 minuto, 37º, velocidad 2.

Añade la harina, la sal y el azúcar. Mezcla 15 segundos velocidad 6 y programa 1 minuto y medio, vaso cerrado, velocidad espiga.

Añade las avellanas y el chocolate y programa 30 segundos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Continúa con el resto de la receta.

Elaboración tradicional:

Pica las avellanas peladas groseramente y resérvalas. Ralla el chocolate y resérvalo.

Templa en el microondas la leche con el agua (solo templar, no calentar). Disuelve la levadura en la leche templada.

En un bol tamiza la harina con la sal y el azúcar. Añade el aceite y la mezcla de leche, agua y levadura.

Mezcla bien y pasa la masa a una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Amasa bien hasta que la masa quede elástica y no se enganche en las manos.

Añade las avellanas y el chocolate y vuelve a amasar hasta que se integren.

Continúa con el resto de la receta.

Unta ligeramente una bolsa de asar por dentro con aceite para que el pan no se pegue. Dale a la masa una forma ovalada y métela en la bolsa y asegúrate de que la cierras bien.


Pon la bolsa dentro de un molde de pluncake para que coja mejor forma. Este paso es opcional, si no tienes molde no pasa nada, pon la bolsa directamente sobre la bandeja del horno.


Ahora mete el pan en el horno APAGADO y ponlo a 220ºC, calor arriba y abajo, en la parte baja del horno durante unos 30 - 40 minutos. En este caso ha estado 35.

Al irse calentando el horno verás que el pan va subiendo y la bolsa se hincha. No se si se aprecia bien en la foto.


Cuando veas que el pan ha subido y está dorado (no menos de 30 minutos), sácalo del horno y retírale enseguida la bolsa (Ten cuidado de no quemarte, al abrir la bolsa saldrá un poco de vapor).


Déjalo enfriar y buen provecho :-)


jueves, 13 de septiembre de 2012

PASTELITOS DE BELEN

La primera vez que fui a Lisboa, además de descubrir una ciudad con un encanto especial, probé los famosos y deliciosos pastelitos de Belén.

Guardo un gran recuerdo de la primera vez que los probé porque estaba embarazada de mi primer hijo y todo me parecía todavía más bonito y dulce (si ya se que es una cursilería, pero es verdad, una que es así de sentimental).

Al cabo de un tiempo volví a Lisboa, ya con mis dos hijos, y los llevé a comer Pastelitos de Belén. Ni que decir tiene que les encantaron, "mama, estos los has de aprender a hacer".

Durante un tiempo busqué la receta sin éxito, y por fin la encontré. La receta la saqué de la web El zurrón de los postres, los que no la conozcáis visitadla porque vale la pena. He variado un poco la manera de hacerlos, porque adapté la receta a la thermomix. Para los que prefiráis el método tradicional, al final de la receta os dejo el enlace al zurrón de los postres.




INGREDIENTES:

1 lámina de masa de hojaldre

Para el almibar:
100 gr. de azúcar
100 ml. agua
la piel de 1/2 limón
1 palito de canela

Para la crema:
200 gr. de nata líquida
100 gr. de leche
2 yemas y 1 huevo
30 gr. de maicena

Azúcar glas y canela en polvo para espolvorear.

Elaboración:

Primero prepara el almíbar:

Pon todos los ingredientes del almíbar en un cazo y llévalo a ebullición. Deja hervir un minuto y retira del fuego. Deja que se enfríe.


Mientras tanto cubre los moldes con la masa se hojaldre. Yo he utilizado moldes de silicona para magdalenas.
Enrolla la lámina de hojaldre por la parte más larga y corta trozos de algo más de un dedo de grosor. Estira bien los trozos y cubre los moldes.




Prepara la crema:

Pon en el vaso de la thermomix la nata, la leche, las yemas, el huevo y la maicena y mezcla a velocidad 3 sin programar tiempo.

Ves añadiendo el almíbar por la tapa sin quitar el cubilete, de manera que el almíbar vaya cayendo poco a poco, deja a velocidad 3 hasta que haya caído todo el almíbar.

Rellena los moldes hasta arriba.

Hornea a 200ºC, calor arriba y abajo, en la parte baja del horno, durante unos 20 - 25 minutos aproximadamente.

Mezcla el azúcar glas y la canela.

Una vez fríos los pastelitos espolvoréalos con la mezcla de azúcar y canela.



Son muy fáciles de hacer y quedan riquísimos, no son nada pesados, así que son ideales para acompañar un café o para merendar.

Aquí os dejo el enlace a la receta de El zurrón de los postres.

¡Ah! y si vais a Lisboa no dejéis de probar los originales.




Imprime la receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...