viernes, 23 de marzo de 2012

PANNA COTTA

Estas últimas semanas estoy liadísima en el trabajo, así que no tengo tiempo de ponerme a cocinar cosas que requieran mucho tiempo en la cocina, ni de experimentar cosas nuevas (sniff!!).

Aún así no renuncio a tener siempre algún postre caserito de los fáciles de hacer y que requieren poco tiempo, un bizcocho para el desayuno, unas fresitas, una tarta de manzana, o como hoy una panna cotta, que es un postre delicioso y muy sencillo y rápido de preparar. Esta mejor de un día para otro, yo suelo prepararlo por la noche y así está en su punto al día siguiente.



INGREDIENTES:

250 gr. de nata líquida para montar
125 ml. de leche
75 gr. de azúcar
6 hojas de gelatina
1/2 cucharadita de vainilla en polvo o 1 de azúcar avainillado
Un chorrito de coñac (opcional)
Unas fresas para decorar

Pon las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

Elaboración con thermomix::

Pon en el vaso la nata, la leche, el azúcar, la vainilla y el coñac y programa 6 minutos, 80º, velocidad 3.

Añade las hojas de gelatina bien escurridas y programa 10 segundos, velocidad 3.

Continua con el resto de la receta.

Elaboración tradicional:


Pon en un cazo la nata, la leche, el azúcar, la vainilla y el coñac y ponlo a fuego lento, sin dejar de remover para que no hierva, unos minutos.

Retira del fuego y añade la gelatina bien escurrida. Remueve hasta que la gelatina se disuelva completamente.

Continua con el resto de la receta.

Vierte la panna cotta en un molde ligeramente engrasado con aceite de girasol para que sea más fácil de desmoldar.

Déjala enfriar y guárdala en la nevera hasta que cuaje (unas 4 - 5 horas, mejor de un día para otro).

Cuando haya cuajado, desmolda y adornala. Yo le he puesto unas fresas, que además de bonitas combinan estupendamente con el sabor de la panna cotta.

Ya veis, por poco tiempo que tengáis siempre hay un postre rico y fácil de hacer.





domingo, 18 de marzo de 2012

PERAS AL MOSCATELL

¿Qué puede haber mejor que una perita en dulce?.........



Esta es mi versión de un postre clásico. Las peras hervidas en almíbar de vino están siempre riquísimas, con vino blanco, con vino negro, con vino dulce, puedes hacerlas cómo más te apetezcan porque siempre quedan bien, eso si, siempre bien fresquitas.

INGREDIENTES:

2 vasos de vino blanco
2 vasos de vino dulce Moscatell
2 vasos de azúcar
1 palito de canela
La piel de medio limón
Unas hebras de azafrán (opcional)
12 peras blanquilla o conference
Yogur griego y nueces para acompañar

Pon el vino blanco, el vino moscatell, el azúcar, la canela, la piel de limón y las hebras de azafrán en una olla y ponla al fuego hasta que hierva. Deja que vaya hirviendo a fuego lento mientras preparas las peras.


Pela las peras con un pelador para conservar en lo posible la forma, hazles un corte en la base para que se aguanten derechas.




Pon las peras en la olla con los vinos y deja hervir a fuego lento hasta que estén tiernas (unos 20 minutos). Retira las peras y deja reducir el almíbar a fuego medio hasta que reduzca más o menos a la mitad.





Cuando el almíbar haya reducido retíralo del fuego, vuelve a introducir las peras y deja enfriar. Una vez frías déjalas reposar en la nevera de un día para otro.

Puedes comerlas solas regadas con un poco de almíbar, están riquísimas, pero en esta ocasión las serví en unas copas acompañadas de yogur griego.

Mezcla 2 o 3 cucharadas de yogur con una cucharada de almíbar y ponlo en el fondo de la copa. Coloca una  pera en el centro, riega con una cucharadita de almíbar y adorna con unas nueces desmenuzadas.



Si te sobra almíbar no lo tires, se conserva semanas en la nevera y puedes utilizarlo para regar una macedonia de frutas o emborrachar un bizcocho, incluso para endulzar un yogur.

Buen provecho :-)





sábado, 10 de marzo de 2012

BUÑUELOS DE VIENTO

Siempre me ha gustado la costumbre de tener un postre típico para cada ocasión, que es navidad turrones, que  se acerca el día de Todos los Santos panellets, que es carnaval coca de chicharrones, que se acerca San Juan coca de crema, que estamos en cuaresma BUÑUELOS DE VIENTO....................

Como su propio nombre indica estos buñuelos no llevan ningún relleno, están rellenos de aire. Son uno de mis pecados favoritos, ligeros y dulces, una pequeña licencia para acompañar un buen café.


INGREDIENTES:

160 gr. de harina
200 ml. de agua
50 ml. de licor de anís dulce
100 gr. de mantequilla
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar
4 huevos medianos
Aceite de girasol o de oliva suave para freir
Azúcar y canela para rebozar

En esta ocasión hice la masa con thermomix, pero también son fáciles de hacer de manera tradicional. Te explico de las dos formas.

Elaboración con thermomix:

Pesa primero la harina en un bol poniéndolo sobre la tapa de la thermomix y pulsando la función balanza, y reserva.

Pon en el vaso el agua, el licor de anís, la mantequilla, la sal y el azúcar y programa 4 minutos, 100º, velocidad 4.

Abre la tapa y agrega la harina de golpe, PUM, es importante añadirla de golpe, si la añades poco a poco no te quedarán bien. Programa 15 segundos, velocidad 4.

Baja el vaso de la thermomix y deja entibiar unos minutos.

Vuelve a colocar el vaso en la máquina, programa velocidad 4 y ves añadiendo los huevos uno a uno por el brocal, espera unos segundos entre huevo y huevo.

Continua con el resto de la receta.

Elaboración tradicional:


Pon en un cazo el agua, la mantequilla, el licor de anís, la sal y el azúcar y caliéntalo a fuego lento mezclando bien con una varilla hasta que se derrita completamente la mantequilla.

Vierte la harina de golpe y  mezcla bien con la varilla hasta que se forme una bola que se separe de las paredes del cazo. Este paso es importante, no eches la harina poco a poco, de golpe, PUM, y remueve rápido.

Retira del fuego, deja entibiar un poco y  añade los huevos uno a uno mezclando rápido para que no cuajen. No eches el siguiente huevo hasta que el primero no se haya integrado completamente a la masa.

Continua con el resto de la receta.

Hay dos secretos para comprobar que esta masa está en su punto. En el primer paso, cuando hechas la harina, antes de añadir los huevos la masa tiene que formar una bola que se despega de las paredes.


Después de añadir los huevos, al levantar una cucharada grande de masa y dejarla caer ha de formar como un pico.


Una vez tienes la masa preparada pon abundante aceite en un cazo hondo, forma pequeñas bolas de masa con dos cucharillas de café (de café, si las utilizas de postre te saldrán megabuñuelos), fríelos hasta que estén dorados y déjalos escurrir sobre un papel absorbente. El aceite no debe estar muy fuerte de calor porque se dorarían enseguida y te quedarían líquidos por dentro, los has de freir a fuego medio para que se vayan hinchando y dorando poco a poco.




En un plato, mezcla azúcar y canela al gusto y reboza los buñuelos.


Y a disfrutar mientras dure la cuaresma :)



Imprime la receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...